Los benefactores y el Feng Shui

En el Feng Shui, existe un tipo de energía llamada “Benefactores”, aunque también se les conoce como “Mentores”, estos benefactores o mentores son las personas, que te auxilian a salir de algún problema cuando menos lo esperas, y no siempre, ese auxilio es en forma económica. Lo hacen a través de recomendaciones, de consejos, de regalos, o simplemente de prestarte algo material en forma provisional.

Esas personas que te auxilian pueden ser, familiares, amigos, conocidos, vecinos, jefes, abogados, doctores, supervisores, gerentes, personas relacionadas al gobierno, maestros, couches, entre otros.

Para poder activar la energía de los “benefactores”, es indispensable que exista orden y limpieza dentro de tu casa, a continuación, te brindo una lista de lo que debes de hacer. Pero te aclaro que si tu casa “no” esta limpia y ordenada, y decides “activar” la energía de los “benefactores”, el resultado va a ser muy “negativo”, ya que el desorden y la suciedad son energías desfavorables.

* Realiza una limpieza profunda en tu casa, para empezar a mover la energía estancada.

* Deshazte de todo lo roto o descompuesto, porque esto simboliza obstáculos en todos tus trámites o metas.

* Pon en orden toda tu casa, el orden permite que fluya la energía en forma activa e ideal.

* Cuando estés en tu casa, abre las ventanas para que pueda circular aire fresco y la energía nueva pueda entrar a tu casa.

* El sonido de una campana es excelente, para reactivar la energía. Si te es posible haz sonar una campana, dentro de cada habitación de tu casa una vez a la semana.

* En mi libro de Feng Shui para Mejorar las Relaciones te brindo muchas recomendaciones para activar la energía del Noroeste de tu casa, la cual simbólicamente representa la energía de los “Benefactores”. También te indico como usar una brújula y hacer el plano de tu casa.

* En un recipiente redondo metálico, llénalo de cuarzos de diferentes tamaños para atraer a los benefactores  apropiados a tu vida y colócalo en el ‘Noroeste” de tu recámara.

* Realiza la visualización con mucho detalle de la meta que quieres lograr, entre más real sea, mucho mejor, pero es indispensable que calmes tu mente, a través de respiraciones profundas y de pensamientos positivos.

* A pesar de las circunstancias, date el tiempo para dar gracias por todo lo que tienes y pide a tus guías espirituales que te guíen y ayuden.

* Date la oportunidad de aprender a meditar, para balancear tu energía personal.

Related posts