La entrada principal de una casa

En el Feng Shui, la entrada principal de una casa es de suma importancia, ya que en gran medida determina la calidad de energía que entra al hogar.

Cuando la energía que entra a una casa es favorable, beneficia a todos los integrantes de la familia, ayuda a atraer nuevas oportunidades que permiten alcanzar con mayor facilidad, las metas que cada integrante de la familia desee obtener. Cuando la energía que entra a una casa es desfavorable, afecta a toda la familia. En forma constante se presentan un sin fin de problemas, enfermedades y obstáculos.

En algunas casas la puerta principal no se usa adecuadamente, debido a que el acceso a la propiedad se hace en coche quedando, por lo tanto, más cerca alguna otra puerta que por comodidad se usa en forma constante. También es muy común, que cuando la cochera forma parte integral de la estructura de la casa, se utilice la puerta interna de dicha cochera para entrar a la casa. En estos casos es muy recomendable darse el tiempo para utilizar la entrada principal.

En otras casas, la entrada principal se hace directamente desde la calle, y dependiendo de la ciudad o del lugar donde se encuentre la casa, es el tipo de energía que entra a dicha casa.

Cuando la zona donde está ubicada la casa es agradable y segura, facilita a que la calidad de la energía fluya adecuadamente, brindando grandes beneficios.

Cuando la zona donde está ubicada la casa no es muy segura, existe una mayor probabilidad de que presenten hechos no muy agradables, los cuales pueden ser desde enfermedades, discusiones, pérdida de oportunidades, pérdida de prosperidad, robos y asaltos. Para minimizar estos problemas, es muy importante asegurarse que la puerta principal este bien iluminada durante la noche, evitar tirar basura afuera de la casa, es indispensable limpiar o barrer la banqueta que pertenece a la casa; arreglar, resanar y pintar la fachada de la casa (de preferencia una vez al año).

Es indispensable un buen mantenimiento a la puerta principal, para que siempre este limpia, bien pintada o barnizada y evitar que no rechine la puerta al abrir y al cerrar. También hay que cuidar que, al usar la llave en la chapa de la puerta, esta corra fácilmente al poner y quitar el seguro. Esto ayuda a minimizar los efectos nocivos provocados cuando la energía que rodea a una casa no es muy favorable y es independiente de la ubicación geográfica de la misma.

Related posts